Boletines Gratuitos


Aquel que no lee no tiene ninguna
ventaja sobre quien no sabe leer

"Mis Finanzas Personales"

Encuentre estrategias efectivas para ganar control de su futuro financiero...

Nombre
Apellido
E-mail
Suscripción Gratuita

 

RAPIDO: ¿Qué Pasaría Si Sus Hijos No Pueden Estudiar En Una Buena Universidad?

 

Por: Camilo Pinto
Editor


Otro de los objetivos que es fundamental planear e incluir dentro de un proceso adecuado de planeación financiera es la educación de los hijos. Cada vez es más necesario procurar que nuestros hijos cuenten con una excelente educación universitaria, ya que hoy más que nunca, el conocimiento es clave y un motor de competitividad profesional.

Hace un tiempo participé de una conferencia en que un empresario muy exitoso de este país dijo algo que me llamó mucho la atención y que quiero compartir con usted:

Dijo que hoy en día tener una carrera universitaria es igual que ser bachiller hace 30 ó 40 años. Es decir, no es un lujo sino una necesidad para estar tan siquiera a la par de los demás en un mundo tan cambiante.

En un mundo cada vez más competitivo queremos brindarle a nuestros hijos las mejores herramientas para alcanzar sus sueños y triunfar. Queremos que ellos enfrenten la vida con confianza y seguridad en si mismos, con la libertad de expresar sus ideas y participar activamente en la sociedad. Para esto es indispensable ofrecerles la mejor educación.

Una sociedad con mayor nivel de educación es una sociedad más organizada y mucho más solidaria. Estoy convencido que nuestra contribución empieza por ofrecer una buena formación a nuestros hijos y garantizarles un futuro más responsable y libre.

Sólo los mejor preparados podrán llegar lejos. Quienes asisten a las mejores universidades son los que tendrán mayores posibilidades de liderar las mejores organizaciones, formar las empresas más prósperas e impulsar grandes cambios!

Además, se estima que su remuneración podrá ser 70% mayor de aquellos que no han tenido esta oportunidad!

En los últimos años, los profesionales han percibido una serie de condiciones cambiantes que obligan cada vez más a pensar en la importancia de la planeación de la educación de los hijos!

Me parece importante enunciar algunos de los cambios más representativos que están ocurriendo hoy:

Antes:
Existía una alta demanda de empleo para grandes empresas.
Era normal ver un clima de estabilidad laboral.
Había posibilidad de hacer carreras a largo plazo en empresas (Observar personas que llevaran trabajando en la misma empresa 25, 30 ó 45 años era algo muy común.)
Beneficios laborales atractivos como préstamos a tasas mínimas, primas extralegales, más vacaciones, pólizas especiales de salud pagadas por las empresas, seguros de vida y bonificaciones eran algo del día a día
Una buena educación tradicional garantizaba un buen empleo

Ahora:
Existe poca demanda laboral y un claro ambiente de reducción en las empresas.
Es común conocer personas que han sufrido situaciones como despidos masivos, reestructuraciones, fusiones y constantes cambios en su ambiente laboral.
Cada vez más los contratos de trabajo son a término fijo y a corto plazo.
Hay pocos beneficios laborales y la reducción de salarios y de prestaciones a través de planes de compensación flexible es una realidad.
La educación tradicional ya NO es garantía para obtener un buen empleo.


Por todo esto, es vital que nuestros hijos tengan la mejor preparación para que se desenvuelvan exitosamente en un mundo cada vez más competido!

Entre más rápido deje resuelto el tema de la educación de sus hijos, mejor para usted. Le sugiero no espere a que su situación financiera cambie o a que el tiempo lo alcance. Le aseguro que si decide que este objetivo sea una prioridad en su estrategia de planeación financiera hará un buen negocio...

Veamos qué es lo que le sucede a la gran mayoría de los colombianos con respecto a la educación universitaria de los hijos. Casi todos los padres quieren el mayor bienestar posible para sus hijos y esto sin duda incluye la posibilidad que estudien en una buena universidad.

Si bien en la nueva economía la educación universitaria no es ya sinónimo de éxito financiero en la vida, el hecho de asistir a una universidad acerca a los hijos a conocer muchas personas interesantes, aprender cosas nuevas y tener la posibilidad de mejores empleos y mayores oportunidades de formación de empresas, que aquellos que no cuentan con la misma preparación. Sin embargo, lo que normalmente ocurre es que los padres se acuerdan o más bien toman conciencia de esto cuando su hijo o hija tiene la edad de 17 ó 18 años. Este simple hecho normalmente desbalancea la estructura financiera de muchos núcleos familiares en Colombia.

Veamos por qué:

Si su hijo o hija está próximo a entrar a la universidad y si usted quiere que él o ella accedan a universidades de primer nivel en el país, debe estar preparado para el siguiente aumento en sus gastos anuales:


Matrícula: $11,800,000 (Once millones ochocientos mil pesos)
Libros y útiles: $350,000 (Trescientos cincuenta mil pesos)
Transporte: $1,600,000 (Un millón seiscientos mil pesos)
Gastos Personales: $250,000 (Doscientos cincuenta mil pesos)
Alimentación: $2,160,000 (Dos millones ciento sesenta mil pesos)


(Para la fecha en que escribí esta artículo 1 dólar es igual a aprox. $2,310 pesos colombianos. Esta información es basada en un promedio de las matrículas de las siguientes universidades de primer nivel en Colombia: Los Andes, Javeriana, Rosario, CESA, Externado.)

TOTAL ANUAL = $16,160,000, lo que es igual a $1,346,666 mensuales!

Qué implicaciones tiene esto? Que usted como padre de familia debe estar preparado para gastar aproximadamente $1,300,000 adicionales al mes para la universidad de su hijo o hija.

Es claro por qué muchas familias entran en estrés económico?

Y qué pasa si no es un solo hijo sino son dos ó tres que están estudiando en la universidad, todos al mismo tiempo? Ya se puede imaginar lo que ocurrirá...es sólo cuestión de multiplicar.

Ahora bien, ¿Cómo los padres pueden prevenir que esto suceda? A través de la planeación financiera para la educación universitaria.

Hagamos un ejemplo. Supongamos que usted tiene un hijo de 5 años, quiere que vaya a una buena universidad y usted entiende la importancia de no dejarse alcanzar del tiempo...y más bien ha decidido tenerlo a su favor.

Supongamos también que entrará a la universidad alrededor de los 18 años, lo que nos da un horizonte de planeación de 13 años.

Es muy probable que con $520,000 de inversión mensual consistente usted logre acumular el capital suficiente que le permita a su hijo o hija asistir a una muy buena universidad! Y no para ahí!

En términos de su flujo de caja usted está invirtiendo $520,000 en vez de $1,300,000!

Casi la tercera parte o lo que es lo mismo, ahorró un 60%! Es decir le estarían "sobrando" $780,000 al mes! Ve la importancia de planear?

(Las cifras anteriores son sólo para efectos de ilustración, calculadas y basadas en información de un momento específico de tiempo, por lo que pueden variar dependiendo de factores externos como inflación, etc. No comprometen un resultado futuro. Para un cálculo más exacto y acorde con la situación de su hijo es muy conveniente reunirse con un consultor experto en planeación financiera. Si le interesa que lo ayudemos con esto puede comunicarse con nosotros al teléfono 571-6914692 de Bogotá o enviarnos un
email a )

O también puede decidir ponerle nombre de una vez por todas a esos ahorros que tiene, a los que todavía no ha definido con exactitud para qué son y a los que cuando le preguntan para qué tiene esa plata, usted tiende a dar respuestas como: "..por si acaso" o "para alguna eventualidad" o "por ahorrar" o "todavía no sé"...

Es común ver estos ahorros en un CDT (Certificado de Depósito a Término), o en una fiducia, o en una cuenta de ahorros, o en un Money Market en USA, o en una cuenta en dólares...

Mi recomendación es que si usted tiene dinero ahorrado y no sabe realmente para qué lo tiene, un excelente objetivo para dejar listo es la educación universitaria de sus hijos! Deje esto listo y evite postergarlo para mañana.

Hay diferentes formas de planear para la universidad. Hay estrategias más convenientes para ciertos tipos de personas que para otras.

Hay planes de acción que garantizan la educación universitaria, se encargan de los pagos, tienen valores agregados en temas de educación como boletines especiales, descuentos en pruebas de orientación profesional, entre muchos otros. Tienden a funcionar mejor para personas que quieren sentir la tranquilidad de estar seguros que ya dejaron lista y garantizada la educación universitaria de sus hijos, cuando todavía están en una etapa muy productiva de sus vidas.

Normalmente sirven muy bien para aquellos que tienden a tomar decisiones de manera muy emocional y que quieren "salir de eso" de una vez. Quieren estar seguros que no se van a gastar la plata en otras cosas no tan importantes. No quieren estar pendientes de cómo está el mercado financiero y quieren ponerle un "visto bueno" inmediatamente a la educación de sus hijos.

 

Ahora bien, también hay estrategias muy flexibles que se enfocan en construir un capital mediante ahorros periódicos invertidos en portafolios que están diversificados en distintos activos financieros. Esta estrategia de planeación se basa en acumular el capital necesario para el futuro pago de las universidades y puede contar con beneficios tributarios si se estructura correctamente.

En este plan de acción normalmente no se encargan de los pagos a las universidades. Esta estrategia tiende a funcionar mejor para personas organizadas y disciplinadas y suelen ser una mejor inversión en muchos casos desde el punto de vista financiero. También funciona muy bien para los que no tienen el capital total disponible para garantizar la universidad de una vez sino que van construyendo este objetivo poco a poco.

Todo depende de su situación personal y de factores psicológicos. Sí leyó bien...psicológicos. Con la ayuda de un consultor experto en planeación financiera puede entender estos factores y establecer cuál es la estrategia que más se acomoda a sus circunstancias.

Si le interesa tener una cita con un experto en planeación financiera por favor HAGA clic para tomar sus datos y programar una cita con usted.

Acuérdese siempre que "No hay inversión más rentable que la del conocimiento"
Benjamín Franklin

 

Por su éxito financiero,




Camilo Pinto
Editor
Tel.: (571) - 6914692


PD: Si quiere recomendarle a un amigo que se suscriba al boletín Mis Finanzas Personales haga clic .

Copyright © 2005. Todos los derechos reservados
misfinanzaspersonales.com
Diseñado por: www. enlazar.net